La ciencia detrás de la relación: Naturaleza-Estrés

En un mundo lleno de transformación, el ajetreo y la rapidez son ingredientes que no pueden faltar en el día a día de todo ser humano, lo cual puede desatar un estilo de vida lleno de estrés, aunado a esto, la sustitución del verde por el gris mediante la creación de bosques de concreto, ha ido generando que el crecimiento de este mal postmoderno se vaya intensificando.  

De acuerdo a un estudio por parte de la Universidad de Glasgow, el morar en espacios verdes o rodeados de naturaleza posee características restaurativas de forma mental y física, puesto que representa en una disminución de la presión arterial así como en los niveles de estrés.

Por otra parte, según indica el psicólogo cognitivista de la Universidad de Utah y especializado en atención, David Strayer: “Cuando disminuimos la velocidad, dejamos de trabajar y disfrutamos de un bello entorno natural, no solo nos sentimos restaurados, sino que también mejora nuestro rendimiento mental”.

Por ello en EcoAldea te brindamos tres consejos sencillos, pero efectivos, que te ayudarán a aumentar tus niveles de vitamina “N” (por naturaleza), y de esta forma dotar a tu cuerpo con una calidad de vida cada vez mejor y más saludable, ¡con menos estrés!

  1. Dibuja el paisaje: esto te ayudará no solo a desarrollar tus habilidades artísticas y a poner en marcha el ejercicio mental, sino que le permitirá a tu cerebro tener una mayor conciencia sobre su entorno, y en especial, del verde que le rodea.
  2. Camina descalzo: una actividad que solíamos amar cuando éramos bebés, pero que desafortunadamente llevamos al olvido. Dale permiso a tu cuerpo de volver a sentir el mundo que le rodea.
  3. Abraza un árbol: una terapia relajante y muy confortante que te permitirá conectarte con el medio ambiente, además sabemos que todos necesitamos de un abrazo de vez en cuando.

Tú amigo Aldeano, cuéntanos: ¿Qué acciones te ayudan a tener una vida más en contacto con la naturaleza?

 

Post A Comment